¿Cómo hacer sociedades comerciales?

¿Cómo hacer sociedades comerciales?

Una de las ventajas de vivir en un sistema de libertades es que cualquiera puede formar sociedades comerciales.  Cualquier economía que se precie como tal debe garantizar un sistema jurídico que permita a todos los emprendedores asociarse en las formas que mejor les resulten en función de sus propósitos e intereses.

 

En Chile existen plenos derechos para la asociación. Si, como emprendedor, tienes la inquietud de constituir una empresa utilizando alguna de estas figuras, has llegado al lugar indicado. Acá te explicaremos a grandes rasgos como formar sociedades comerciales en Chile y cuáles son los requisitos para constituirlas.

 

Origen de las sociedades comerciales

Desde siempre, los seres humanos se han agrupado para lograr propósitos en conjunto. Con la aparición del dinero y los intercambios comerciales, las personas empezaron a juntarse según una serie de reglas que se fueron configurando, para perseguir propósitos de lucro. Las sociedades comerciales son, entonces, tan antiguas como los intercambios humanos. Con el paso del tiempo, las formas en cómo los seres humanos se agrupan con fines comerciales ha ido evolucionando y refinándose, han aparecido diferentes modalidades que garantizan diferentes resultados y permiten que diferentes personas con disímiles capacidades patrimoniales puedan asociarse con fines comerciales.

 

¿Qué son las sociedades comerciales?

Cualquier persona puede formar una sociedad comercial. Ante la ley chilena, es necesario primero definir la persona que esta sociedad tendrá. Está estipulado que las personas pueden ser o naturales o jurídicas, siendo las primeras aquellas que, por lo general, están conformadas por una sola persona. Hay excepciones, como es el caso de la micro empresa familiar, que puede estar formada por varias personas, pero califica como persona natural. En el caso de las jurídicas, pueden estar formadas por varios socios o por socios únicos. El tipo en el cual se ubiquen depende de la forma en cómo se expresa el patrimonio de los asociados, así como de los objetivos comerciales que se tengan.

 

Tipos de sociedades comerciales

Las personas naturales pueden constituir sociedades en forma de empresas individuales (de una sola persona), microempresas familiares (las que tienen sede en domicilios particulares), las empresas individuales de responsabilidad limitada (que fusionan ciertas características de las personas naturales con las jurídicas) y las Sociedades por Acciones (también llamadas “SpA”). En lo que respecta a las personas jurídicas, las sociedades pueden ser colectivas comerciales (la más básica de todas), las sociedades de responsabilidad limitada (que limitan la responsabilidad al patrimonio de la empresa), las sociedades en comandita (que plantean una diferencia entre los asociados), la sociedad anónima (en la que los asociados expresan su participación en acciones) y la sociedad por acciones (este tipo de sociedad puede ser conformada por 1 socio o varios).

 

¿Cómo formar sociedades comerciales en Chile?

Como vemos, el marco jurídico del país ofrece una amplia gama de categorías que se adaptan a las necesidades de cualquier emprendedor que tenga la inquietud de iniciar un negocio. Según el SII, las sociedades pueden tener cualquier objeto siempre y cuando éste se encuentre dentro de los límites de la ley. De esta forma, cualquier emprendedor que posea un capital y desee perseguir una meta de lucro, puede iniciar el proceso pertinente ante la ley para constituir de forma legal su sociedad comercial. A continuación, describiremos las etapas por las que es necesario pasar para formar una sociedad comercial.

Instauración formal

Existen dos métodos principales para formar sociedades comerciales en Chile. El primer método viene a ser la instauración formar o tradicional, que requiere la inscripción de la sociedad en el Registro de Comercio y la publicación de este trámite en el Diario Oficial. El segundo método es más simple, y proviene de la Ley 20.653 del año 2013. Permite la creación de una sociedad comercial sin necesidad de realizar la inscripción en el registro mencionado ni la publicación en el diario.

 

¿Qué es el RUT?

El RUT, o Rol Único Tributario es otro de los aspectos importantes que debes tener en cuenta si quieres configurar una sociedad mercantil. Este es un código de identificación único, que funciona como identificación tributaria. En el caso de las personas naturales, independientemente de que sean de nacionalidad chilena o no, que desarrollen algún tipo de actividad lucrativa dentro del país. Este es otorgado por el Servicio de Registro Civil e Identificación. En lo que respecta a las personas jurídicas, el RUT viene acompañado con el trámite de inicio de actividades, que se realiza ante el Servicio de Impuestos Internos.

 

Requisitos para formar sociedades comerciales en Chile: Obtención del RUT e Inicio de actividades

En el caso de las sociedades comerciales que se correspondan con la figura de persona jurídica, deben hacerse estos dos trámites (el RUT y el inicio de actividades) al mismo tiempo. La forma establecida es a través del formulario 4415. Los representantes deben consignar ante el SII, tanto el formulario mencionado, como la cédula de identidad. En caso de ser un representante, debe presentar una copia notariada y un poder, igualmente notariado, que lo autorice a hacer el trámite. Los extranjeros deberán presentar, aparte de esto, el RUT personal.

 

Elección del tipo de documentos tributarios y permisos

Un paso importante para formar sociedades comerciales en Chile es la elección de los documentos tributarios mediante los cuales la empresa recién formada pagará sus compromisos tributarios ante el Servicio de Impuestos Internos. Existen varios documentos de este tipo: las boletas de honorarios, las facturas electrónicas, las boletas de ventas y los libros contables. Luego de esto, es necesario que la empresa solicite todos los permisos y patentes correspondientes que le permitirán operar según el tipo de actividad que hayas elegido para tu empresa. Estas pueden ser las patentes comerciales, autorizaciones sanitarias, etc.

 

En conclusión

A grandes rasgos, hemos expuesto aquí los requisitos y los pasos del proceso para formar sociedades comerciales en Chile. Todo aquel emprendedor que esté interesado en formar una empresa, en iniciar una actividad lucrativa o productiva con fines de lucro tiene acceso a un marco jurídico detallado, que le brinda muchas facilidades siempre adaptadas a cada una de sus necesidades, o de actividades comerciales que piense llevar a cabo, contribuyendo así con la economía chilena. Así que, si deseas emprender, todo está a tu favor. Lo único que hace falta es tu determinación, trabajo y entusiasmo.


¿Cómo desarrollar una oportunidad de negocio?

¿Cómo desarrollar una oportunidad de negocio?

Antes de conocer cómo se desarrolla una oportunidad de negocio, es importante saber su definición. Una oportunidad de negocio se refiere al momento ideal para realizar una actividad de la que se pueda obtener algún beneficio, ya sea con la creación de una empresa, el lanzamiento de un producto al mercado o solo con el hecho de entrar a un nuevo sector laboral. De igual manera, se puede definir por los siguientes aspectos: un mercado potencial suficiente, viabilidad técnica y económica demostrable, y un equipo promotor capacitado.

Formas para detectar una oportunidad de negocio

Encontrar una oportunidad de negocio no es algo sencillo, pero sí necesario. Actualmente, existen diferentes métodos para identificar oportunidades de negocio que permiten que el empresario desarrolle sus proyectos en el mercado. Estos se mencionan a continuación: reconocer necesidades, identificar complicaciones y adaptarse a los cambios.

Además, para confirmar si una idea de negocio puede convertirse en una oportunidad se deben tomar en cuenta una serie de aspectos, pero el más importante de ellos es asegurarse que existe un mercado potencial para lo que el empresario desee realizar, ya sea un producto o servicio.

Claves para detectar una oportunidad de negocio

Las ideas de negocio son la base para encontrar la oportunidad de ser emprendedor, ya que, a partir de ellas, se podrán detectar nuevas oportunidades de negocio en el mercado o en el entorno les rodea. Nadie tiene una fórmula exacta para identificar nuevas oportunidades de negocio, pero las ideas pueden surgir en cualquier parte, proceso o necesidad. Es por ello que el emprendedor debe estar informado de las circunstancias de tu entorno para poder encontrarlas. Para identificar las ideas se considera lo siguiente:

-Frustraciones de tu alrededor. Se deben escuchar las decepciones, quejas o necesidades de las personas que los rodean y analizar las propias, esto para obtener la posibilidad de proponer soluciones al origen de tales frustraciones.

-Análisis de la competencia. Esto se realiza para saber qué está haciendo la competencia y cómo puede ofrecer claves para definir una nueva oportunidad de negocio. Es decir, permite conocer si se están produciendo errores en la prestación del servicio o si se puede mejorar la experiencia de los consumidores actuales.

-Detectar cambios en la sociedad y nuevas leyes. Los cambios en la cultura del consumo, en la legislación vigente, las tendencias y el desarrollo de algunos sectores, pueden representar una excelente situación para detectar una nueva oportunidad de negocio.

-Ideas del exterior. Esta se refiere a las ideas que funcionan en el extranjero que pueden ser implementadas con ciertas modificaciones para que se adapten a las necesidades del mercado. La ventaja de esto es que ya han sido probadas, lo que proporciona una mayor garantía.

-Conocer qué busca la gente. Es un factor importante, ya que permite ajustar o afinar la idea de negocio para que se convierta en una oportunidad. En esta se debe verificar lo que están buscando los clientes realmente, para poder conocer sus necesidades.

Por otro lado, si ya se tiene una idea clara, es necesario conocer toda la información sobre cómo crear una empresa para asegurar su viabilidad económica en un futuro.

Análisis de mercado

Se debe saber que, al iniciar la actividad empresarial, el empresario realizar un análisis del entorno donde se va a desarrollar la misma. Para ello, tendrá que realizar un análisis profundo del mercado al que se dirige. Los factores que se buscan en un análisis de mercado se pueden resumir en la siguiente lista:

  1. Volumen total del mercado. Es decir, la población a la que está dirigida la actividad empresarial.
  2. Se debe conocer el número, tamaño, medios con los que cuentan, fortalezas, debilidades, su tiempo en el mercado y los productos o servicios que ofrecen.
  3. Barreras del mercado. Son establecidas por los competidores, las legislaciones o por las características el mismo.
  4. Precios promedio que tienen productos o servicios similares en el mismo mercado. Se realiza para comparar los precios, es decir, para tener una referencia y saber qué precio ofertar.
  5. Canales de distribución y comercialización.
  6. Métodos de marketing que emplean los competidores.
  7. Número, distribución y motivos de compra.
  8. Cuáles son los errores o deficiencias de los competidores, que podríamos mejorar en nuestros prototipos.

¿Qué hacer después?

Una vez se tenga clara la oportunidad de negocio, el emprendedor se encuentra con la incógnita de ¿qué hacer ahora? Es simple, los pasos siguientes de resumen en 3 actividades: 1) constituir la empresa, 2) iniciar actividades y 3) comenzar a tener clientes.

1) Constituir la empresa. Antes de constituir la empresa, se debe elegir qué tipo de empresa de desea crear, ya que, esta puede ser una persona natural o una persona jurídica (una empresa). Usualmente, este proceso es asesorado por un abogado experto en el tema, para que realice el registro y todos los trámites en la notaría. Además, se debe elegir la sociedad que más se adapte a los requerimientos del empresario, estas pueden ser las siguientes:

  • LTDA o Sociedad de Responsabilidad Limitada. La administración de este tipo de sociedad es llevada a cabo por todos los socios, basando las decisiones en el acuerdo común. Hay varias caracteristicas de la Sociedad de Responsabilidad Limitada que te recomendamos manejar.
  • SPA o Sociedad por Acciones. Este tipo de organización tiene por finalidad simplificar la estructuración de una empresa, pues es mucho más flexible, y además permite el traspaso de acciones y derechos fácilmente.
  • Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (conocida como EIRL): es un tipo de organización bastante elegido por emprendedores que desean comenzar con un negocio por cuenta propia, sin incluir socios.

2) Iniciar actividades. Luego de constituir la empresa, se recibe el rol único tributario o RUT. Posterior a eso, se habilita la sociedad en el Servicio de Impuestos Internos (SII) para tener todos los aspectos tributarios en regla. Lo más importante de este proceso, es definir los códigos de actividad de tu sociedad, es decir, que tipo de servicios o actividades va estar realizando tu empresa.

3) Comenzar a tener clientes. Una vez sea aprobada en el SII, la empresa está lista para empezar a emitir facturas y tener clientes.


¿Cómo crear un negocio innovador en Chile?

¿Cómo crear un negocio innovador en Chile?

Cualquiera que se proponga constituir negocios innovadores en Chile debe considerar los dos aspectos principales de ese objetivo. Primero, cuáles son los requisitos legales para la creación de una empresa en este país y segundo, qué significa ser novedoso en el mercado chileno. En las líneas que siguen vamos a intentar dar respuestas sencillas para ambas cuestiones

Potencial de Chile para los nuevos negocios

Chile es uno de los países con mayor desarrollo institucional para atender las necesidades de los emprendedores. Su capital, Santiago, figura como referencia latinoamericana de empresas emergentes, y se le considera un destino seguro para inversiones y negocios. La Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) es la agencia del Gobierno a cargo de apoyar el emprendimiento, la innovación y la competitividad en el país, con el objetivo de promover el surgimiento de negocios innovadores en Chile.

Constitución de negocios innovadores en Chile

El primer paso de cualquier negocio bien sea en Chile o en cualquiera otro país, es definir las pautas que deben regirlo, independientemente del producto o servicio que se escoge para comercializar. Antes que nada, es necesario establecer un plan de negocios sólido, para posteriormente escoger la figura legal apropiada que se va a expresar en el documento o contrato de constitución de la empresa.

La inscripción en el Registro Comercial

Tras configurar la empresa, el paso siguiente es registrarla. Esto debe hacerse a través de la Secretaría de Comercio. La inscripción de la compañía se lleva a cabo en el Registro de Comercio del Conservador de Bienes Raíces. Por supuesto, es necesario cumplir con una serie de documentos y pautas para concluir satisfactoriamente este importante proceso de la creación de negocios innovadores en Chile.

La publicación en el Diario Oficial

La publicación en el Diario Oficial del país tiene que ocurrir en el lapso comprendido entre la inscripción del comercio y los treinta o sesenta días posteriores a la misma. Es bueno recordar que, tras esta publicación, el encargado del comercio procure guardar 2 o 3 copias de dicho apartado del diario, que le servirán para comprobar este paso en nuevas fases de la consolidación del negocio.

 

El inicio de las actividades y la obtención del RUT

Todas las personas naturales o jurídicas que se encuentran establecidas en Chile, y están sujetas a impuestos, deben solicitar el Registro Único Tributario (RUT) y, simultáneamente, dar el aviso de inicio de las actividades en el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Los documentos fiscales

Una vez establecido el negocio, comienza también su responsabilidad fiscal. Dependiendo del tipo de empresa, sus operaciones deben funcionar con varios documentos, entre los cuales figuran boletas, facturas, comprobantes de ingresos y de contabilidad, entre otros.

La obtención de licencias

Las últimas etapas restantes antes de comenzar las actividades comerciales consisten en conseguir las licencias o patentes necesarias, que varían en función del tipo de negocio. Antes de realizar cualquier acción es importante conocer los aspectos legales involucrados. El cumplimiento estricto de las normas y reglamentos que rigen las actividades empresariales es muy importante para obtener las patentes de funcionamiento y poner la empresa en marcha.

Creando negocios innovadores en Chile

Lo anterior explica la formación de un negocio desde un punto de vista meramente formal y atendiendo a las consideraciones legales que se deben tomar en cuenta. Lo cual es muy importante pero es solamente la mitad de la ecuación, la otra mitad tiene que ver con los aspectos conceptuales del negocio. ¿Por qué es novedoso? ¿Cómo cambia los paradigmas establecidos? Y lo más importante: ¿Cómo es recibido por el mercado y adoptado por los consumidores?

¿Qué es un negocio innovador?

Es el que introduce cambios y modifica elementos ya existentes con el fin de mejorarlos o renovarlos. Quienes aspiran a fundar negocios innovadores en Chile deben estudiar bien ese mercado porque hay varias maneras de crear un negocio innovador, partiendo desde la perspectiva de la organización, el producto, el servicio o el mercado.

Crear un negocio innovador basado en la organización

Es posible cambiar la forma en que trabaja una empresa, en términos de su organización, procesos, estrategias o tácticas. Un ejemplo de organización innovadora es la empresa Google. La forma en que manejan el personal, horarios, trabajo en equipo, atención a los empleados con servicios de guardería, comedores, canchas deportivas, espacios recreativos y otros beneficios que conforman la cultura Google, que ha demostrado de sobra su rentabilidad.

 

Introducir cambios innovadores en el producto

La renovación de los productos existentes es una práctica regular por parte de las empresas. Por ejemplo, se pueden buscar mejoras sobre la fórmula, las funciones, el diseño o el packaging. Esta es la percepción más común que tiene el público acerca de la innovación. Ósea, pensamos en negocios que serán innovadores, que al final es el pensamiento en realidad de un nuevo diseño del producto. Es importante no ver al diseño innovador como un simple cambio de apariencia. Transformaciones en el diseño tienen que ver más con adaptaciones encaminadas a forjar una nueva idea que quiere venderse.

Establecer un negocio innovador basado en el servicio

Los negocios innovadores en Chile que integran servicio al cliente también pueden ser exitosos. Innovar en el servicio preventa implica erigir una táctica para atender o conseguir clientes, previo a que ocurra la venta. El servicio durante las ventas debe estar dirigido a la concreción de la compra del cliente mientras que el servicio post-venta busca contener al cliente y tornarlo en un consumidor periódico. Es decir, que la innovación en torno a esta estrategia debe enfocarse hacia el logro de la fidelidad del consumidor.

Instaurar un negocio innovador por el mercado

Poder lograr la innovación en un nuevo nicho de mercado es una excelente clave de los negocios modernos. La rentabilidad de muchos comercios está basada en aplicar su pericia para descubrir, explotar y liderar nuevos mercados. Innovar un mercado se refiere a establecer un mercado totalmente nuevo para el consumidor, bien sea a través de un producto totalmente distinto a lo acostumbrado, o un negocio que ofrezca un servicio desconocido y llamativo.

Como vemos, introducir negocios innovadores en Chile puede estar al alcance de su mano si se siguen los pasos correctos. ¡Vale la pena intentarlo!