¿Cuál es la diferencia entre crecimiento y desarrollo de una empresa?

A veces, la liviandad nos permite generalizar entre términos que son en realidad distintos. La diferencia entre crecimiento y desarrollo representa un ejemplo en la confusión de términos que aparentan mucha similitud, pero incorporan aplicaciones distintas.

El crecimiento, en términos generales, está ligado a la expansión en términos cuantitativos: mayor venta, mayor producción, mayor distribución… En cambio, el desarrollo está ligado a las fortalezas internas del sistema productivo: mejoras en la investigación, estudios y estrategias para lograr los objetivos

El crecimiento es permanente ¡o no lo es!

Es necesario destacar, como lo define el mismo término, que se trata de una característica de aumento.  Aunque en la economía se encuentran términos de crecimiento nulo y crecimiento negativo, en verdad se trataría de un no crecimiento. El crecimiento nulo se refiere a que el crecimiento se encuentra estancado o no hay crecimiento, y en el segundo nos encontramos en un acto de decrecimiento.

El crecimiento es un término expansivo y su ausencia significa contracción. La manera más práctica de entenderlo es observar la naturaleza: las cosas crecen, o no crecen.

Co dependencia: el secreto en la diferencia entre crecimiento y desarrollo

Más allá de considerarlos términos análogos, pueden considerarse relacionados y dependientes, pudiéndose encontrar una que otra excepción.


El crecimiento reclama un desarrollo para poder consolidarse: un crecimiento sin el sustento de un desarrollo a veces es inviable, pero en caso de su existencia no se presenta sustentable en el tiempo.

El crecimiento está ligado al incremento permanente. Esto, para fines de una empresa, se traduce en prosperidad y en expansión sostenida. Por supuesto, detrás de este comportamiento positivo, se encuentran numerosas decisiones acertadas e inversión bien dirigida.

 

Audacia ¡sí! Pero con cabeza

Todos estos procesos que conducen a un crecimiento exitoso requieren de estructuras productivas y administrativas sólidas, que permitan movimientos atrevidos, pero sin dejar de ser estudiados y cuidadosamente implementados. No olvidarse de potenciar las fortalezas y trabajar en las debilidades se puede traducir en un crecimiento sano y durable. Movimientos audaces y temerarios pueden traducirse en crecimiento, pero sin cabeza y herramientas de soporte podrían desaprovecharse como plataformas de impulso para alcanzar nuevos horizontes.

Desarrollo tecnológico como fuente de crecimiento

Una buena forma de graficar la diferencia entre crecimiento y desarrollo es tomar en cuenta cómo las mejoras tecnológicas influyen en mejoras de producción, disminución de costos, velocidad de producción y similares. Al incrementar la eficiencia permiten la incorporación de nuevos elementos y permite el crecimiento.

Diferencia entre crecimiento y desarrollo: los valores

En el crecimiento los valores son cuantificables. Se refieren generalmente a cantidades y valores numéricos: ingresos, incremento de producción, incremento de distribución, costos, gastos… Pero estos valores se sustentan en otros relacionados con el desarrollo: las virtudes y fortalezas del trabajador y la consolidación de cada departamento involucrado en la producción o prestación del servicio.

Una diferencia entre crecimiento y desarrollo que se puede mencionar, es que el desarrollo trata de la voluntad para hacer las cosas cada vez mejor, y la capacidad de emplear los indicadores y los datos recopilados a una mejor explotación de los talentos. La calidad, siendo un valor cualitativo, se muestra como eje central del secreto del éxito de un desarrollo sustentable.

Relación desarrollo-crecimiento: ingresos, costos y distribución

El desarrollo resulta de una distribución de alcances armoniosos, logros que se sustentan entre sí y se fortalecen, evitando los peligros de la improvisación. Es importante que todas las áreas del proceso productivo se complementen. Por ejemplo, una producción efectiva acompañada de un proceso de distribución ineficaz causa un estancamiento de los productos, incrementa costos por almacenamiento, y entorpece las ventas.

Evitar esto desequilibrios en la cadena requiere de conocimientos y compromisos, que al final representan un desarrollo sustentable. Esta es una buena diferencia entre crecimiento y desarrollo.

La coherencia en la evolución es importante

Como se ha explicado, es importante que la evolución y el desarrollo sea coherente. No es sano enfocarse en el desarrollo de un área en específico mientras las demás se encuentran estancadas.

Por ejemplo, adquirir tecnología que incremente la productividad, pero sin las garantías de un buena distribución y venta se traduce en fugas de capital. De igual manera, trabajar en un crecimiento de la capacidad de distribución sin garantizar una producción que aproveche este potencial, causaría que la inversión y el coste de sustento no estén siendo debidamente explotados.

Ciclo de vida y crecimiento

A veces, confundimos el crecimiento con cosas grandes o empresas grandes. Lo cierto es que un empresario lo que necesita es que su crecimiento cumpla con sus expectativas. Un crecimiento moderado pero eficiente y sostenido puede permitir la pervivencia en el tiempo, un excelente uso de sus recursos y hasta la aventura de una diversificación en el mercado sin representar riesgos tangibles.

Esto no niega que grandes empresas puedan expresar crecimientos más que moderados. Lo que sí es cierto, es que estas grandes empresas con buen nivel de crecimiento reclaman un desarrollo y unas fortalezas mucho mayores, más complejas, con amplias inversiones que garanticen la solidez estructural que reclama el desafío.

Crecimiento equilibrado, de la mano con el éxito perdurable

Mayor crecimiento no garantiza un ciclo de vida prolongado sino el incremento de compromisos y complejidad en las acciones. Pero una empresa que amarre su desarrollo en un dominio eficaz de sus recursos, y donde los valores, talentos y capacidades sean bien aprovechadas, no solo confirma un buen crecimiento, sino que procura un ciclo de vida prolongado.

El desarrollo y el crecimiento ante los cambios

Esta es una buena forma de establecer los vínculos y la diferencia entre crecimiento y desarrollo. Una de las pruebas más importantes que sufren incluso las empresas con un buen desarrollo está representada por la capacidad de adaptación ante los cambios.

Una empresa con compromiso, que haya desarrollado y fortalecido habilidades de análisis y toma de decisiones, en conjunto con un crecimiento sistemático y equilibrado, y acostumbrada a investigar y estudiar su propio interior y el entorno, está en las mejores condiciones posibles para realizar cambios y estrategias acertadas ante situaciones imprevistas o evoluciones del mercado-

Es así como, desde este punto de vista, el desarrollo no solo promueve el crecimiento: lo asegura, lo sostiene y lo protege.


¡Sigamos en contacto!

Recibe sugerencias para tu empresa por correo electrónico directamente en tu bandeja de entrada.
SUSCRIBIRME
close-link

Recibe en tu correo nuevos artículos de nuestro blog para emprendedores.
SUSCRIBIRME