Los mejores capitales venture para emprendedores

El capital venture puede ser la solución a uno de los principales problemas con que se enfrentan los emprendedores: el financiamiento. Entre las mayores debilidades de los ecosistemas de emprendimiento, no solo de Chile sino de toda Latinoamérica se encuentra la obtención de capital. Si bien en los últimos años el entorno ha evolucionado, la escasez de recursos es un verdadero obstáculo. Convirtiéndose en muchas ocasiones en el talón de Aquiles de ideas prometedoras que no se pueden concretar por la falta de recursos económicos. Sin embargo, en la actualidad el emprendedor puede encontrar una solución práctica en el capital venture.

¿Qué utilidad tiene?

Si tienes una idea, proyecto o negocio prometedor y no cuentas con los recursos económicos para desarrollarla puedes acudir a esta forma de obtenerlos. Se debe tener en mente que para ser beneficiario de un financiamiento es necesario estar legalmente constituido y haber dado los primeros pasos dentro del mercado; de lo contrario será más complicado obtener recursos de los inversionistas. Éstos buscan nichos de oportunidad que ofrezcan un buen margen de ganancia por hacer crecer la operatividad y comercialización de un producto o servicio. La mayoría suelen invertir en proyectos de negocios que están en sus primeras fases, pero que ya se encuentran establecidos y que requieren un impulso para mejorar sus operaciones comerciales y económicas.

¿Qué es el capital venture?

El capital venture, puede traducirse como capital de riesgo o capital de emprendimiento. Constituye una manera de dar financiamiento a emprendimientos que están comenzando (startups), y que aún no poseen datos anteriores que les permitan sustentar su credibilidad.

Por ese motivo, los inversionistas que ponen su dinero en fondos de capital de riesgo, buscan empresas que puedan crecer rápidamente y que tengan un novedoso modelo de negocio dentro de un sector o una nueva tecnología (que asegure un buen rendimiento una vez que empiece a funcionar) y que, además, estén en una etapa temprana de desarrollo. Cuando un Fondo de Riesgo invierte en una empresa, obtiene provecho al convertirse en propietario del activo de las compañías en las que invierten, transformándose en dueño parcial o accionista de éstas.

¿Cómo funciona una sociedad de capital venture?

Los fondos de capital venture están formados por aportaciones realizadas por inversores privados, que pueden ser particulares, empresas, fondos provenientes de pensiones o de instituciones públicas. Estos recursos son administrados por profesionales del sector financiero, llamados partners, cuyo objetivo es invertir en proyectos e iniciativas que implican un alto riesgo, pero también una alta rentabilidad.


 

La mayoría de startups, suponen riesgos elevados debido a su incertidumbre futura, que en general no son asumidos por los bancos tradicionales, que rechazan financiarlas porque suele haber muy pocos activos tangibles que puedan servir de garantía en relación a la transacción del préstamo. Es por esto que resulta una opción para las empresas emergentes acudir a los fondos de capital de riesgo para obtener unos recursos que de otra manera no conseguirían.

¿Cuál es su método de inversión?

Un fondo tiene un método definido en el que hay dos procesos bien diferenciados: el de la inversión y el de la desinversión. El procedimiento es el siguiente, los fondos de capital venture invierten en diferentes emprendimientos con un alto potencial de crecimiento y desarrollo, a cambio de una participación directa en su capital, que suele suponer entre un 25% al 30% del total. Además, también adquieren derecho a voto y un puesto en el consejo de administración de las empresas, con la intención de opinar e influir en el proceso de toma de decisiones.

Posteriormente, y una vez alcanzado el éxito que se buscaba con los proyectos, las sociedades de capital venture retiran su inversión vendiendo sus participaciones a otros miembros interesados o en la Bolsa si se da el caso. De esta manera, se puede obtener también buena rentabilidad, lo cual es su objetivo desde el inicio.

Capital de riesgo en Chile

En Chile existen varios fondos privados y públicos. De estos últimos, destacan los que ofrece La Corporación de Fomento de la Producción, CORFO a los Fondos de Inversión para que sean éstos los que realicen los aportes de capital o préstamos a empresas, estableciéndose la relación comercial exclusivamente entre dichos fondos y la empresa beneficiaria. Dicho sistema posee el objeto de promover el crecimiento de la industria del capital emprendedor en el país, así como la intervención de inversores de fondos privados. Por supuesto, con el propósito de impulsar las inversiones privadas incluso en negocios pequeños-medianos.

Descripción

Este programa entrega un vasto apoyo por medio de un crédito de largo plazo a los distintos fondos de inversión, para que éstos inviertan en empresas con alto potencial de expansión y desarrollo. Este aporte se efectúa a través de aumentos de bienes, con los cuales el fondo inversionista obtiene acciones de la organización y los administradores de dicho fondo se implican en la dirección de la misma.

Entrega un financiamiento que depende de las necesidades y características del mismo proyecto, y según se haya definido en el proceso de negociación entre la empresa y el fondo de inversión. Se exceptúan las empresas cuyo negocio principal esté enfocado en la prestación de servicios financieros o en el desarrollo de proyectos de infraestructura o inmobiliarios. También se excluyen las empresas que no cumplan con la normativa ambiental, laboral o tributaria; y aquellas en la que los aportantes, administradores del fondo y sus relacionados, tengan vínculos de propiedad o acreencia directa o indirecta.

 

Requisitos

Este programa está orientado a pequeñas y medianas empresas de cualquier sector económico, constituidas legalmente en Chile, que no tengan más de siete años de existencia y cuyas ventas no superen las 400.000 unidades de fomento (UF) anuales. Las organizaciones comerciales y de servicios deben contar con planes de crecimiento que representen enormes demandas futuras y, en consecuencia, se estime una elevada rentabilidad.

Pero además de estos fondos públicos existen inversionistas privados y firmas de capital venture en Chile que representan grandes oportunidades de financiamiento para emprendedores emergentes. Infórmate de los términos y condiciones para optar a los programas que te parezcan más convenientes.


¡Sigamos en contacto!

Recibe sugerencias para tu empresa por correo electrónico directamente en tu bandeja de entrada.
SUSCRIBIRME
close-link

Recibe en tu correo nuevos artículos de nuestro blog para emprendedores.
SUSCRIBIRME