4 tips para que los visitantes de tu sitio web permanezcan más tiempo

Es importante convertir a la mayoría de los visitantes de tu sitio web en clientes potenciales o en ventas la primera vez que ingresen a tu sitio web, ya que puede ser tu única oportunidad. Entre el 70 y el 96 por ciento de los visitantes de tu sitio web nunca regresarán una vez que se vayan después de esa sesión de navegación inicial.

La manera más fácil de aumentar tus posibilidades de generar conversiones es conseguir que los visitantes de tu sitio web se queden: mientras más tiempo permanezcan en tu sitio web, mayor será la probabilidad de que conviertan.

Aquí hay cuatro formas de mantener a los visitantes de tu sitio web comprometidos y en tu sitio web por más tiempo.

1. Coloca llamadas a la acción estratégicas en cada página.

Cada página de tu sitio web necesitas tener algún tipo de llamado a la acción que finalmente conduzca a la generación de ingresos. Por ejemplo, una publicación de blog debe incluir enlaces a otras piezas de contenido relevante dentro de tu sitio web, o más información sobre un producto o servicio en particular.

Si alguien está interesado en comprar, pero no está listo para apretar el gatillo, empujarlos a la información adicional puede ser todo lo que se necesita para lograr que conviertan durante esa visita.

También puedes crear contenido restringido, accesible una vez que el visitante envíe su dirección de correo electrónico. Algunos ejemplos de contenido cerrado incluyen informes en profundidad, casos de estudio y videos. Esto no solo coloca contenido adicional frente al visitante para mantenerlos comprometidos, sino que también lo ayuda a agregarlo a tu lista de correo electrónico, que puedes comercializar en el futuro.

Sin embargo, recuerda que recopilar correos electrónicos es solo la mitad de la batalla. Debes asegurarte de optimizar tu capacidad de entrega para generar ingresos a partir de tu lista de correo electrónico.

2. Crea varias ofertas emergentes de intento de salida.

Las ventanas emergentes que se activan sólo cuando tu visitante está a punto de abandonar tu sitio web pueden ser muy eficaces. Hay varias formas diferentes de aprovechar esto, dependiendo de la página en la que esté el visitante. Algunos ejemplos incluyen:

  • Publicaciones de blog: puedes diseñar ventanas emergentes de salida específicas del contenido que le ofrecen al visitante la oportunidad de ser redirigido a una publicación de blog relevante. Configúralos página por página para llevar al visitante a información adicional que podría ayudarlo a alcanzar su objetivo de conversión.
  • Páginas de productos: si un visitante está tratando de abandonar una página de producto, dale la oportunidad de leer reseñas o contenido informativo relacionado con el producto específico que acaba de ver. Escribe contenido que responda las preguntas más frecuentes: si responde preguntas comunes de preventa, aumentará en gran medida las posibilidades de convertir a ese visitante.
  • Carrito de compras: el abandono del carrito de compras les cuesta a las empresas muchos millones de pesos cada año. Si bien puedes presentar ofertas especiales o códigos de descuento para tratar de mantener al visitante en su carrito, también puedes ofrecer llevarlos a páginas específicas de tu sitio web si intentan abandonar su carrito, como una página de revisión o testimonio.

3. Usa contenido visual interesante para los visitantes de tu sitio web.

Una de las maneras más fáciles de aumentar su tiempo promedio en el sitio es incluir una gran cantidad de contenido visual en tu sitio web. Los videos de explicaciones son excelentes para mantener la atención de los visitantes de tu sitio web al describir un producto o servicio, y las infografías suelen tener duraciones de visita más largas que las publicaciones de blog basadas en texto.

Algunos sitios web, especialmente las páginas de destino con un único objetivo específico, pueden usar elementos visuales para ayudar a mantener al visitante el tiempo suficiente para que terminen completando el objetivo de conversión.

4. Haz que tu contenido sea fácil de revisar.

Es importante dividir el contenido en varias partes para que sea más fácil consumirlo, incluso si lo hojeamos rápidamente. Si usas los encabezados y subtítulos correctamente junto con el estilo de formato correcto, puedes enviar tu mensaje a tus visitantes incluso si lo hojean.

No todos los visitantes de tu sitio web leerán tu contenido palabra por palabra, por lo que si puedes obtener sus puntos principales mediante una rápida revisión, aumentará en gran medida las posibilidades de que el visitante acceda a la página de un producto o a información adicional.

Si estás interesado en crear un sitio web a tu medida, haz click aquí!.


Escribe tu comentario

¡Sigamos en contacto!

Recibe sugerencias para tu empresa por correo electrónico directamente en tu bandeja de entrada.
SUSCRIBIRME
close-link

Recibe en tu correo nuevos artículos de nuestro blog para emprendedores.
SUSCRIBIRME